DKISS CELEBRA HALLOWEEN CON UNA NOCHE DE MIEDO CON EL ESPECIAL ‘PARANORMAL LOCKDOWN’

La noche del sábado 31 de octubre se celebra Halloween, la noche del año en la que el mundo de los vivos y de los muertos se acercan más que nunca, y una de las fechas más esperadas por los apasionados a las historias de terror. Esta celebración tan popular en el mundo anglosajón se ha extendido al resto del planeta, incluyendo a España, en donde cada vez más personas celebran la noche de Halloween con disfraces terroríficos e historias para no dormir. Y, este año, DKISS ha preparado una auténtica noche de miedo para celebrar Halloween con los espectadores del canal:

 

ESPECIAL ‘PARANORMAL LOCKDOWN’ (22:00h)

Los investigadores de fenómenos paranormales Nick Groff y Katrina Weidman se dedican a recorrer lugares embrujados de América para pasar 72 horas confinados en su interior y grabar con cámaras y tecnología de última generación las imágenes y sonidos que demuestren que, efectivamente, en estos lugares se producen este tipo de fenómenos extraños.

En la noche de Halloween en DKISS, esta pareja de especialistas protagoniza un programa especial de dos horas en el que viajan hasta Yorkshire, en Inglaterra, para llevar a cabo una investigación especial sobre la Casa del Monje Negro, un lugar maldito para los lugareños y conocido por los expertos por haber sido el escenario de los mayores poltergeists jamás reportados. Groff y Weidman se embarcarán en la investigación paranormal más larga e intensa jamás mostrada en televisión. Para ello, se encerrarán en esta terrorífica vivienda durante 100 horas con el objetivo de capturar la evidencia definitiva de que en ese lugar hay una gran actividad paranormal.

 

‘VIVIENDO CON UN ASESINO’ (00:00H)

Al filo de la medianoche, DKISS estrena nuevos episodios de ‘Viviendo con un asesino’, la serie que ofrece una visión inédita de algunos de los asesinos más mediáticos de la historia de Estados Unidos. Para ello, en cada uno de los episodios reconstruye detalladamente sus terribles historias desde el punto de vista de aquellos que compartieron techo con ellos: padres, esposas y hermanos que, durante años, convivieron con asesinos sanguinarios sin saberlo.