Este hotel es un infierno con Gordon Ramsay

SINOPSIS

Diez años de éxito mundial con el formato ‘Pesadilla en la cocina’, entre otros proyectos televisivos, han conseguido que Gordon Ramsay sea más conocido por su carisma, su fuerte carácter, su incontenible lengua y, sobre todo, por su extraordinaria capacidad para reflotar restaurantes en apuros que por su talento culinario, respaldado por las 14 estrellas Michelin que cuelgan en la puerta de sus negocios.

Desde 2004, Ramsay ha salvado de la ruina a más de 120 restaurantes, ante la atenta (y en ocasiones, horrorizada) mirada de decenas de millones de espectadores a lo largo de los 150 países en los que ha sido emitido. Sin embargo, el chef escocés ha decidido ampliar este máster televisual en Hostelería, dedicándose ahora a rescatar destartalados hoteles, mugrientos moteles de carretera e inmundas pensiones a lo largo de todo Estados Unidos.

DKISS incorpora a su parrilla ‘Este hotel es un infierno’, en el que Ramsay visita hoteles que han solicitado su ayuda para salir de la ruina. El chef evaluará la situación, entre todo tipo de improperios, provocados por los repugnantes escenarios que encontrará por todo el establecimiento: suciedad en los baños, fluidos de origen desconocido en las camas, todo tipo de desperfectos en el mobiliario… y, por supuesto, cocinas de pesadilla. A continuación, el británico tomará las riendas de la situación y convertirá el ruinoso negocio en un hotel ‘chic’ en el que cualquiera desearía alojarse.

La cruzada de Ramsay arrancará en el Juniper Hill Inn, en Windsor, Vermont, un hotel histórico de la ciudad que, sin embargo, huele a aguas estancadas, debido a problemas con las cañerías. Sin embargo, eso no impide al propietario invitar a sus amigos a fiestas particulares cuyos gastos corren a cargo del hotel. A continuación, se dirigirá al Cambridge Hotel, en Nueva York, regentado por John, un ex abogado y militar que trata a sus empleados de forma muy autoritaria. Uno de los retos de Ramsay será hacer que John confíe en su propio personal. Entre otros muchos, el escocés también visitará San Diego, en California, donde se encuentra el Gaslamp Quarter, un hotel que refleja la personalidad de su dueño, que antes tenía un concesionario de Ferrari. Sin embargo, a pesar de costar 800 la noche, el hotel deja mucho que desear, especialmente en el apartado relativo al restaurante.

Calificación por edades

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar