La desaparición de Madeleine McCann

Sinopsis

«Las palabras no pueden describir la angustia y la desesperación que estamos sintiendo. Por favor, si tienes a Madeleine déjala que vuelva con sus padres y hermanos. Por favor, devuelve a nuestra niña«. Estas fueron las primeras palabras que pronunciaron Kate y Gerry McCann a la prensa tiempo después de conocer la desaparición de su pequeña de tres años el 3 de mayo de 2007. Doce años después, las apariciones en medios y los esfuerzos por encontrar a Madeleine no han cesado pero su desaparición sigue siendo un misterio.

Con motivo del aniversario de este trágico suceso, DKISS estrena un documental de dos horas que profundizará en las acciones posteriores que se llevaron a cabo por parte de la policía portuguesa, así como las labores de difusión que emprendieron todos sus seres queridos para encontrarla. Además, esta miniserie contará con nuevas y exclusivas entrevistas con personalidades que fueron clave durante la investigación, entre los que se encuentran miembros de las fuerzas del orden público, el equipo legal de los McCann, y un gran número de peritos criminales y periodistas, que siguieron el caso desde el principio.

Entre los numerosos testimonios destacan el del detective portugués que lideró la investigación, Gonçalo Amaral y el de Joao Godinho, un periodista portugués que siguió el caso desde el primer momento. Además, el documental contará conrecreaciones de los momentos más importantes de esta larga búsqueda, así como fotos oficiales del apartamento minutos después de la pérdida de Madeleine e imágenes de la vida privada de la familia.

 

UNA INVESTIGACIÓN

Siguiendo una estricta línea temporal, el documental narra los hechos que ocurrieron el 3 de mayo de 2007 en el Ocean Club resort, un lugar aparentemente ideal para disfrutar de unas relajadas vacaciones en familia. Sin embargo, los días de descanso de los McCann dieron un giro de 360 grados esa misma noche cuando su pequeña de tres años desapareció de la habitación donde dormía junto a sus dos hermanos pequeños. Desde entonces, se han publicado numerosas hipótesis sobre este caso y han sido muchas las personas que han estado en el punto de mira como principales sospechosos, incluyendo sus propios progenitores, pero para Kate y Gerry solo había una suposición posible “la pequeña había sido raptada”, afirma la periodista Judy Bachrach.

Desde el primer minuto fueron muchos los agentes que estuvieron involucrados en la investigación de esta desaparición que poco tardó en protagonizar los titulares y las portadas de medios internacionales. Gonçalo Amaral era el Jefe de Policía por aquel entonces y acudió al apartamento tras recibir la llamada de los McCann “lo primero que hicimos al llegar fue averiguar quién era la víctima y quienes eran los padres, pero tuvimos que hacer una cosa inusual que fue hablar con los amigos que estaban de vacaciones con la familia porque necesitábamos averiguar quién había visto por última vez a la niña” comenta durante el documental el agente Amaral.

Desde ese momento, las autoridades se dedicaron a rastrear la zona y a preguntar a los vecinos con el fin de encontrar alguna pista que pudiera ayudarles a descifrar el paradero de la pequeña Maddie. Sin embargo, Amaral afirma que para mí no había indicios que apuntaran a un secuestro”. Esta teoría también es apoyada por Francisco Moita Flores, detective de la policía durante dieciocho años que afirma que “estoy convencido de que lo único que no sucedió fue un secuestro. Pudo ser un accidente, pudo ser un crimen premeditado, pudieron ser varias cosas, pero lo que es seguro con casi toda certeza es que la niña murió en Praia da Luz”.

Portugal destinó en todo momento centenares de efectivos policiales a buscar a la pequeña cerrando la frontera con España y todos los accesos a petición de la familia McCann. Tiempo después y tras seguir sin rastro de Madeleine, la búsqueda se amplió a toda Europa. A raíz de esa difusión, los sospechosos empezaron a tener nombre y apellido y el primero en estar en el punto de mira fue Robert Murat, un consultor inmobiliario británico que vivía a escasos metros del complejo hotelero donde se alojaban los McCann. Murat, en un primer momento ofreció sus servicios como intérprete traduciendo declaraciones de testigos para la policía ya que hablaba inglés y portugués con fluidez. Tras ser interrogado durante 19 horas y afirmar que él no estaba involucrado en la desaparición, nada hizo sospechar a la policía y le dejaron en libertad. “Robert Murat es una figura extraña. Recuerdo haber hablado con él porque era el intermediario con los medios de comunicación. Hablando con nosotros, tal vez fue demasiado amigable”, declara Joao Mira Godinho, periodista portugués que siguió el caso desde el principio.

A pesar de que los días pasaban y la pequeña de tres años seguía sin aparecer, Kate y Gerry McCann no cesaron en su búsqueda e iniciaron una campaña internacional con el fin de recuperar a su hija. Recorrieron Europa, viajaron al Vaticano para encontrarse con el Papa y hasta crearon una página web para recaudar fondos y poder seguir con la búsqueda de Maddie. Sin embargo, los esfuerzos de los padres por encontrar al culpable se frenaron cuando la policía portuguesa les interrogó por separado tras analizar los resultados de sangre que fue encontrada en el apartamento de Praia da luz. Tras realizarles numerosas preguntas, ambos fueron declarados sospechosos de la desaparición de la pequeña. El matrimonio ante este suceso decidió poner rumbo de vuelta a Inglaterra a pesar de regresar solamente con dos de sus tres hijos.

A lo largo de estos doce años, han sido muchas las hipótesis que han rodeado el caso, innumerables las apariciones de los McCann en medios y numerosos los viajes por todo el mundo con el fin de buscar a la pequeña. Sin embargo, más de una década después sigue habiendo muchas incógnitas sin resolver y la gran pregunta sigue sin respuesta: ¿Qué pasó con Madeleine MccCan?

Calificación por edades

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia, para análisis de datos y para mostrarte ofertas diseñadas a tus intereses en nuestra página y en las de terceros. Podríamos compartir tu información con nuestros partners anunciantes y analistas. Descubre más sobre las cookies leyendo nuestra Política de Cookies actualizada en nuestra web, que contiene más información sobre las cookies y otras tecnologías que utilizamos e información sobre cómo desactivarlas. Haciendo click en ‘Aceptar’, estás dando tu consentimiento para utilizar nuestras cookies y tecnologías similares. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar